Reiki Unitario. Armonización con Códigos de Luz Quantum Holoforms. Lectura de Registros Akáshicos. Perfil espiritual. Sanación akáshica. Emoconciencia.

 La vida es cambio. Es lo único seguro: todo cambia desde el nacimiento a la muerte. Las sesiones con estos sistemas te ayudan a adaptarte a la vida, a  tener nuevas perspectivas en las situaciones cotidianas, a evolucionar, vivir con conciencia y armonía, aquietar la mente, superar retos y dificultades, expresar emociones,  liberar miedos, eliminar creencias limitantes y VIVIR MEJOR.


Sesiones individuales de sanación y armonización 

En la primera sesión realizo una entrevista personal y la primera armonización con Reiki o Códigos de Luz. Después cada persona elige, tras ser asesorado, el sistema más adecuado para avanzar en lo que le interesa.

Citas en la mañana, mediodía y tarde dependiendo de los días de la semana. Para pedir información o concertar una cita llamar a Almudena Blasco  Tel. 618 073 039. Gracias. 

Si deseas regalar a alguien una sesión de armonización con su consentimiento pregunta por la tarjeta regalo.

Sesiones a distancia: Reiki Unitario y Códigos Arcturianos ( hablando por teléfono antes y después); Lectura de Registros Akáshicos viéndonos por skype.

RESUMEN DE LOS SISTEMAS DE ARMONIZACIÓN

 1- Reiki Unitario. Facilita el contacto con la conciencia más elevada de la persona. Sirve para relajarse, aumentar la vitalidad, etc. Más información sobre Reiki Unitario

 2- Sesiones con Códigos de Luz sistema QuantumHoloforms

En todos los sistemas de códigos de luz la persona expresa para qué quiere hacer la sesión y elige unos códigos de luz. Tras la sesión bebe agua energizada con esos códigos durante 21 o 33 días, dependiendo de los sistemas:

  •  Crystal Zafiro Turquesa. Equilibra el sistema nervioso y ayuda a cambiar hábitos de conducta y patrones.  Más información sobre Crystal Zafiro – Turquesa
  • Códigos Arcturianos. Activa tu propósito del alma y facilita la liberación de obstáculos para conseguir realizar el plan. Libera: dolor, culpa, resentimiento, miedo y ansiedad.  Más información sobre Códigos Arcturianos
  • Códigos de Antares. En adultos sana heridas emocionales y regenera los canales de energía Kundalini: creativa y sexual. Ayuda a superar dramas emocionales mediante el anclaje del amor incondicional.  

Para padres con hijos menores de 7 años o futuros padres libera karma  y evita herencia energética que lastra de padres a hijos. Para niños se realiza coloreando los códigos. Facilita la expresión en autenticidad y sin miedo. par aquellos pequeños más sensibles. Más información sobre Códigos de Antares.

  • Códigos de los Elementos y la Diosa para la integración de la Llama Gemela. En adultos armoniza los chakras a través del equilibrado con los cinco elementos: agua, fuego, tierra, aire y cristal. Equilibra las energías masculina y femenina internas. 

Apoyo a las sesiones anteriores:

A. Emoconciencia con la energía de las Llamas o Reiki Unitario para disolver dolores o malestares causados por somatización y alteraciones físicas debidas a bloqueos emocionales inconscientes. Se facilita el descubrir para qué está la tensión/ dolor, malestar, etc. , cuándo se originó y liberarlo. Más información sobre Emoconciencia

B. Lectura de Registros Akáshicos. Facilita el entendimiento de procesos vitales y aclara lo que le conviene a la persona para solucionar problemas y cumplir el propósito de vida, entendiendo ésta desde una perspectiva más amplia, teniendo en cuenta relaciones del alma.  Más información sobre Lectura de Registros Akáshicos

 C. Sanación Akáshica. Libera bloqueos energéticos de las capas del aura, chakras y  cuerpos sutiles que impiden vivir la vida con fluidez y satisfacción. Al tomar conciencia de los bloqueos y las formas de pensamiento negativas asociadas y transformarlas en positivas, se vive con libertad. Tras la primera cita, la sanación akáshica se hace a distancia. Se combina con sesiones presenciales. 

D. Perfil espiritual. Es una información que sale de los registros akáshicos sobre: el origen de nuestra alma, nuestras virtudes, dones y trabajos que nos conducen a la realización de nuestro plan divino.  Por tanto, nos aportan satisfacción y sentido de vida.