Es una terapia muy eficaz para liberación de dolor físico y emocional, miedo, ansiedad, resentimiento y cargas heredadas familiares con patrones repetidos de conducta.

Los códigos arcturianos actúan a través de geometrías y minerales. Actúan a nivel del ADN energético y el ADN físico armonizando el cuerpo.  Equilibran los cuerpos energéticos: etérico, mental, emocional, etérico superior  y el cuerpo de luz. Los reconecta ordenadamente en las articulaciones en el cuerpo físico.

Se realiza en una sesión para un problema concreto y hay un período de integración y transformación de 33 días bebiendo el agua energizada con los códigos de Luz.