base zafiro

Indicada para reequilibrar el entramado electromagnético del cuerpo que se altera cuando hay bloqueos emocionales, situaciones dolorosas, repetición de patrones de actuación que no sirven y que resulta complicado cambiar como por ejemplo: baja autoestima, desorden en la vida, memorias dolorosas, sentirse perdido en la vida, enfermedades en niños, etc.

Terapia dirigida a adultos, niños a partir de 5 años y adolescentes.

Cómo es la terapia Crystal Zafiro-Turquesa

El proceso se realiza a lo largo de tres sesiones: 1ª apertura; 2ª alineación y 3ª reconexión.

En la primera sesión el receptor expresa lo que le ocurre y focaliza la intención de mejorar o cambiar una situación concreta, un estado de ánimo o facilitar un cambio de su propia actitud. A continuación se muestran los códigos turquesa y zafiro y la persona elige dos códigos turquesa y uno zafiro, que son las frecuencias energéticas idóneas para ella en ese momento.  La persona se tumba en una camilla vestida con ropa cómoda y recibe la sesión, que consiste en que el terapeuta aplica sus manos transmitiendo la energía sobre el cuerpo por delante y por detrás en los puntos de equilibrio de los meridianos magnéticos,  transmitiendo la energía de los códigos elegidos.  La sesión concluye colocándose la persona de pie sobre la base de anclaje zafiro para recibir recalibración y ajuste de su campo electromagnético. Por último, se comenta la experiencia vivida y se entrega el código zafiro para que la persona cargue agua y la beba con esa frecuencia  durante 21 días. la siguiente sesión se puede hacer a partir de los 21 días y antes de tres meses, hasta completar el ciclo de tres sesiones.

Durante la sesión se puede notar mucha calma, el cuerpo pesado, una sensación de estar entre el sueño y la vigilia, calor, hormigueo, etc.